Publicidad

Política de privacidad de Google

Últimos artículos

Riesgo de ateromatosis por ejercicio físico excesivo

ateromatosis por ejercicio excesivoUn estudio realizado en Illinois, Estados...

Incidencia de obesidad en niños y adolescentes

obesidadLa prevención y tratamiento del sobrepeso y la...

Muerte por exceso de trabajo

muerte por exceso de trabajoUn joven japonés de 31 años murió...

Enlaces

Vacunas terapéuticas para la prevención cardiovascular

PDF Imprimir E-mail
  Valoración: 0 / 5 - 0 votos

Martes, 16 de Junio de 2015 10:53

vacuna para hipertensiónLas vacunas son habitualmente utilizadas para la prevención contra las enfermedades infecciosas. Las vacunas están formadas por componentes del germen, o por el mismo germen atenuado, contra el que van dirigidas. Al introducirlas en el organismo, inducen una reacción inmunitaria, con formación de anticuerpos, que permite atajar al germen cuando este entra en el cuerpo.

A pesar de que ciertas enfermedades no son de origen infeccioso, se han ideado vacunas contra alguno de los mecanismos que intervienen en su proceso. En este sentido, ya se han ensayado vacunas contra la enfermedad de Alzheimer, el cáncer y la artritis reumatoide. Así mismo, se está intentando desarrollar una vacuna para los pacientes con hipertensión arterial.

El número de pacientes con hipertensión arterial va en aumento; estos pacientes pueden ser tratados con varios tipos de fármacos antihipertensivos, la mayoría de los cuales son eficaces con pocos efectos secundarios. Sin embargo, algunos pacientes requieren varios medicamentos a la vez para el control de la hipertensión severa, otros no toleran ciertos antihipertensivos y hay un número significativo de pacientes que no llegan a controlarse nunca. Por ello, los costos médicos asociados a la hipertensión son importantes, así que el desarrollo de una vacuna efectiva podría resolver este problema y mejorar el pronóstico de los pacientes.

 

Concepto de vacuna terapéutica.

En el caso de las enfermedades infecciosas, los objetivos de las vacunas son las bacterias, virus y otros gérmenes, contra los cuales actúa la reacción inmune. En el caso del cáncer, las células malignas pueden presentar moléculas extrañas al organismo, contra las cuales pueden actuar los anticuerpos sin dañar las células normales. Sin embargo, los antígenos de las enfermedades no infecciosas son componentes naturales o generados en el propio organismo. Por lo tanto, la reacción inmune inducida por la vacuna podría actuar contra las moléculas normales del cuerpo y provocar lesiones. Es preciso, por ello, diseñar vacunas contra los componentes del organismo que intervienen en la enfermedad, pero evitando la inducción de  enfermedades autoinmunes.

 

Aplicación clínica

Cuando se consideran las aplicaciones clínicas, la seguridad de las vacunas terapéuticas debe ser examinada cuidadosamente. La vacuna terapéutica contra la enfermedad de Alzheimer fue efectiva en la reducción de placas amiloides y restauró la función de memoria en varios modelos animales. Sin embargo, el ensayo clínico para esta vacuna fue detenido debido a que el 6% de los participantes desarrolló meningoencefalitis aséptica, a pesar de que se observó reducción de las placas de amiloide.

El sistema inmunológico puede distinguir entre las moléculas propias y las extrañas. Por lo tanto, si queremos que el sistema inmune actúe contra una molécula propia, habrá que idear un método para que los linfocitos la consideren extraña en suficiente medida para mejorar la enfermedad sin provocar lesiones. La vacuna contra la hipertensión arterial deberá inducir una reacción inmune contra alguna hormona vasocostrictora, como puede ser la angiotensina II, que son sustancias internas reconocidas como propias por los linfocitos. Dado que la mayoría de los fármacos antihipertensivos son seguros y eficaces para los pacientes, cualquier vacuna para el tratamiento de la hipertensión también debe ser muy segura y eficaz.

Existen otras patologías cardiovasculares que pueden ser objetivo de las vacunas terapéuticas. Desde hace años se ha venido investigando sobre la vacuna para la hipercolesterolemia. En concreto, se ha probado una vacuna que no persigue reducir el colesterol en la sangre, sino la sensibilización del sistema inmunitario frente a la LDL oxidada, que es la forma de la LDL que provoca las lesiones arteriales y conduce a la ateromatosis. De esta manera, aunque el colesterol en sangre continúe en el mismo nivel, el sistema inmunitario, sensibilizado tras la administración de la vacuna, actuaría anulando a la LDL oxidada y, por lo tanto, previniendo la ateromatosis.

 



Productos naturales de EEUU. Envíos a todos los países.
Ginseng Fuzion™ is a blend of six powerful, herbal adaptogens which includes the potent American ginseng. Ginseng Fuzion promotes energy and balance.VeganSafe™ B-12 is a blend of the two most bioactive forms of vitamin B-12, an essential nutrient for normal energy levels and the cardiovascular system.Aloe Fuzion™ is a powerful aloe vera supplement made from 100% organic inner leaf aloe vera gel. Supports the immune system, skin, and even gut health.Hematrex® is an herbal circulatory system support formula that promotes blood vessel strength and elasticity for healthy blood flow throughout the body.Androtrex® is a vegan-friendly, herbal formula specially crafted to help support normal hormone balance in men and naturally strenghten male vitality.Female Fuzion™ is a premier, herbal hormone balance formula for women that helps to support normal energy levels, increase vitality and regulate mood.

Última actualización el Martes, 02 de Mayo de 2017 22:25
 


¡ATENCION! TU VIDA ESTÁ A PUNTO DE CAMBIAR ...


"¿Por Qué No Llevar Una Vida Verdaderamente Cardiosaludable, Cuando Conseguirlo Es Tan Fácil?"


¡Descarga gratis nuestras guías y podrás lograrlo!



   Valore este contenido:
   PeorMejor 


Dejar de fumar

 cómo dejar de fumar