Últimas noticias

Ingresos y riesgo cardiovascular

Viernes, 29 Agosto 2014

Un estudio publicado en agosto de 2004 en New England Journal of Medicine valoró la relación entre el riesgo cardiovascular y el nivel de ingresos de la población. Se estima que más del 80% de las muertes por enfermedad cardiovascular ocurre en países de ingresos bajos y medianos, pero las razones son desconocidas.

Se incluyó a 156.424 personas de 628 comunidades urbanas y rurales en 17 países...


Leer más...

Alcohol, riesgo de fibrilación auricular

Sábado, 19 Julio 2014

El consumo de bebidas alcohólicas en cantidad elevada se ha asociado con un mayor riesgo de fibrilación auricular (FA), pero el consumo moderado no se ha evaluado suficientemente. Un estudio publicado en JACC en julio de 2014 investigó la asociación entre el consumo de alcohol y el riesgo de FA de forma prospectiva en hombres y mujeres suecas y llevó a cabo un meta-análisis de estudios...


Leer más...

Riesgo cardiovascular en obesos

Lunes, 23 Junio 2014

Los obesos metabólicamente saludables tienen mayor prevalencia de aterosclerosis coronaria subclínica que las personas con peso normal metabólicamente sanas, según un estudio publicado en junio de 2014 en New England Journal of Medicine. El objetivo de este estudio fue comparar el calcio de las arterias coronarias (CAC) entre obesos metabólicamente sanos y las personas de peso normal...


Leer más...

Antidepresivos en embarazo y cardiopatías congénitas

Lunes, 23 Junio 2014

Los modernos antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y otros antidepresivos durante el embarazo no se asocian con un mayor riesgo de defectos cardíacos congénitos, según un estudio publicado en junio de 2014 en New England Journal of Medicine. Hasta ahora no había certeza de si el uso de estos fármacos durante el embarazo aumentaba el riesgo de defectos...


Leer más...
¿Qué es el edema? PDF Imprimir E-mail
Viernes, 08 de Enero de 2010 19:10

El edema es un acumulo de líquido en los tejidos. Las causas pueden ser diversas, como son la obesidad, insuficiencia cardiaca, insuficiencia venosa, insuficiencia renal, cirrosis hepática, hipoproteinemia o tratamiento con ciertos fármacos. El edema de origen cardiaco es causado por un estancamiento de la sangre debido a la dificultad del corazón para mantener una circulación correcta. Esto hace que aumente la presión en las venas y el líquido de la sangre se sale a través de la pared de los capilares. Además, para intentar mantener el volumen sanguíneo, el organismo favorece la retención de sal y agua, lo que incrementa aún más el edema. El edema puede afectar a cualquier tejido, pero en la insuficiencia cardiaca lo habitual es el edema pulmonar y en las extremidades inferiores.

El edema pulmonar, a veces acompañado por derrame pleural, se manifiesta con dificultad respiratoria. La persona que lo padece suele tener un progresivo aumento de la dificultad para respirar, que a veces es relativamente rápido, pudiendo terminar en un edema agudo de pulmón, que es una situación urgente que compromete la vida. El edema de extremidades inferiores se manifiesta como una hinchazón de los miembros, generalmente no dolorosa y sin enrojecimiento de la piel. Es frecuente que el edema de las extremidades inferiores aumente durante el día y disminuya por la noche, ya que el líquido se reabsorbe al tener las piernas elevadas. El edema puede extenderse al abdomen, produciendo distensión dolorosa del hígado y aumento del perímetro abdominal; el acumulo de líquido en la cavidad peritoneal se denomina ascitis. En ocasiones, el edema es generalizado, pero es raro que afecte a la cara y a las extremidades superiores. El aumento del líquido del organismo hace que se incremente el peso corporal, lo que puede servir de guía sobre el estado de la insuficiencia cardiaca; un aumento de peso de más de 2 Kg frecuentemente se relaciona con deterioro de la situación clínica.

El tratamiento del edema se dirige a disminuir la entrada de líquido en el organismo y a aumentar su eliminación. El paciente con edema debe disminuir la ingesta de agua y sal. En caso de edema en las extremidades inferiores, es conveniente sentarse con las piernas elevadas. El uso de medias compresivas puede ser útil. Por último, si estas medidas no son suficientes y, sobre todo, cuando existe insuficiencia cardiaca evidente, es necesario emplear fármacos diuréticos. Estos medicamentos aumentan la eliminación de agua por el riñón, por lo que el paciente notará un incremento del volumen de la orina. El tratamiento diurético debe ser siempre indicado y controlado por un médico, y requiere una vigilancia periódica, dado que puede tener efectos secundarios importantes, sobre todo insuficiencia renal y cambios en la concentración sanguínea de sodio y potasio.

Última actualización el Lunes, 14 de Noviembre de 2011 19:29
 
Web del Corazón | Template Design ah-68 | Copyright © 2009 by Firma