Últimas noticias

Café y riesgo cardiovascular

Lunes, 17 Febrero 2014

Un estudio publicado en Circulation en febrero de 2014 concluye que el consumo de café no aumenta el riesgo cardiovascular. Existe mucha controversia sobre la asociación entre el consumo de café y la enfermedad cardiovascular (ECV). El citado estudio se realizó mediante un metanálisis para evaluar la relación dosis-respuesta del consumo de café a largo plazo con el riesgo de ECV.

Para la...


Leer más...

Efectividad de fármacos antitabaco

Martes, 11 Febrero 2014

Un artículo publicado en la revista Multidisciplinary Respiratory Medicine en febrero de 2014 estudió la eficacia de varios tratamientos farmacológicos antitabaco en pacientes que acudieron a una clínica para dejar de fumar. Las terapias farmacológicas tienen un papel importante en el éxito de las intervenciones para dejar de fumar, pero no se ha valorado bien la efectividad de los diferentes...


Leer más...

Guía de hipertensión 2014

Viernes, 07 Febrero 2014

La hipertensión es la condición que más frecuentemente se observa como causa que conduce a infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, insuficiencia renal y muerte, si no se detecta a tiempo y se trata adecuadamente. Los pacientes quieren estar seguros de que el tratamiento de la presión arterial reducirá su carga de morbilidad, mientras que los médicos quieren orientación sobre la...


Leer más...

Obesidad en niños de EEUU

Miércoles, 05 Febrero 2014

En un estudio publicado en febrero de 2014 en New England of Medicine, que valoró la incidencia nacional de la obesidad entre los niños de primaria, se comprobó que la obesidad ocurre aún a edades menores. Aunque el aumento de la prevalencia de la obesidad infantil en los Estados Unidos se ha documentado, se conoce poco sobre su incidencia.

Se evaluaron los datos del Estudio Longitudinal de la...


Leer más...
¿Qué es el edema? PDF Imprimir E-mail
Viernes, 08 de Enero de 2010 19:10

El edema es un acumulo de líquido en los tejidos. Las causas pueden ser diversas, como son la obesidad, insuficiencia cardiaca, insuficiencia venosa, insuficiencia renal, cirrosis hepática, hipoproteinemia o tratamiento con ciertos fármacos. El edema de origen cardiaco es causado por un estancamiento de la sangre debido a la dificultad del corazón para mantener una circulación correcta. Esto hace que aumente la presión en las venas y el líquido de la sangre se sale a través de la pared de los capilares. Además, para intentar mantener el volumen sanguíneo, el organismo favorece la retención de sal y agua, lo que incrementa aún más el edema. El edema puede afectar a cualquier tejido, pero en la insuficiencia cardiaca lo habitual es el edema pulmonar y en las extremidades inferiores.

El edema pulmonar, a veces acompañado por derrame pleural, se manifiesta con dificultad respiratoria. La persona que lo padece suele tener un progresivo aumento de la dificultad para respirar, que a veces es relativamente rápido, pudiendo terminar en un edema agudo de pulmón, que es una situación urgente que compromete la vida. El edema de extremidades inferiores se manifiesta como una hinchazón de los miembros, generalmente no dolorosa y sin enrojecimiento de la piel. Es frecuente que el edema de las extremidades inferiores aumente durante el día y disminuya por la noche, ya que el líquido se reabsorbe al tener las piernas elevadas. El edema puede extenderse al abdomen, produciendo distensión dolorosa del hígado y aumento del perímetro abdominal; el acumulo de líquido en la cavidad peritoneal se denomina ascitis. En ocasiones, el edema es generalizado, pero es raro que afecte a la cara y a las extremidades superiores. El aumento del líquido del organismo hace que se incremente el peso corporal, lo que puede servir de guía sobre el estado de la insuficiencia cardiaca; un aumento de peso de más de 2 Kg frecuentemente se relaciona con deterioro de la situación clínica.

El tratamiento del edema se dirige a disminuir la entrada de líquido en el organismo y a aumentar su eliminación. El paciente con edema debe disminuir la ingesta de agua y sal. En caso de edema en las extremidades inferiores, es conveniente sentarse con las piernas elevadas. El uso de medias compresivas puede ser útil. Por último, si estas medidas no son suficientes y, sobre todo, cuando existe insuficiencia cardiaca evidente, es necesario emplear fármacos diuréticos. Estos medicamentos aumentan la eliminación de agua por el riñón, por lo que el paciente notará un incremento del volumen de la orina. El tratamiento diurético debe ser siempre indicado y controlado por un médico, y requiere una vigilancia periódica, dado que puede tener efectos secundarios importantes, sobre todo insuficiencia renal y cambios en la concentración sanguínea de sodio y potasio.

Última actualización el Lunes, 14 de Noviembre de 2011 19:29
 
Web del Corazón | Template Design ah-68 | Copyright © 2009 by Firma