Publicidad

Política de privacidad de Google

Últimos artículos

Frecuencia Cardiaca y Riesgo Cardiovascular

frecuencia cardiaca y riesgoDiferentes estudios han demostrado que la...

Tratamiento de la Fibrilación Auricular

tratamiento de la fibrilación auricularTratamiento de la fibrilación auricular rápida

...

Bloqueo auriculoventricular, ejercicio físico y deporte

bloqueo AV y deporteEl bloqueo auriculoventricular (AV) puede...

Enlaces

Ébola y corazón

PDF Imprimir E-mail
  Valoración: 5.0 / 5 - 1 votos

Miércoles, 22 de Octubre de 2014 21:34

El virus del Ébola se aisló por primera vez en 1976 a partir de muestras de sangre de pacientes con cuadros de fiebre hemorrágica en dos localidades adyacentes de África, al sur de Sudán y al norte de Zaire (actual República Democrática del Congo). La aldea en la que se produjo el segundo de ellos está situada cerca del río Ébola, y de ahí viene el nombre que se dio al virus. Inicialmente se pensó que eran dos virus diferentes, pero más tarde se descubrió que eran dos especies de virus de Ébola, que se denominaron virus Ébola Sudan y Ébola Zaire.

Posteriormente se descubrieron el virus Ébola Tai y el Bundibugyo, ambos patógenos para el hombre. La enfermedad producida por el virus del Ébola es una enfermedad animal, cuyo principal reservorio parecen ser los murciélagos de la fruta, los cuales sufren una afectación sin importancia. Otros animales mamíferos, principalmente primates, son susceptibles a la infección y considerados como huéspedes finales.

Los contagios iniciales del virus del Ébola se produjeron a partir de murciélagos o primates infectados. También se han documentado casos de infección asociados a la manipulación de antílopes y puercoespines. El virus se adquiere por el contacto cercano con estos animales, a través de la caza, el despiece, la ingestión o la manipulación de órganos o células de los mismos, o a través de la exposición a las cuevas habitadas por los murciélagos. La transmisión de humano a humano ocurre, principalmente, a través del contacto directo con la sangre o los fluidos corporales, como la orina, semen, secreción genital, sudor, sangre, saliva, heces y vómitos, y el contacto indirecto con el medio ambiente contaminado con fluidos corporales infectados.

El virus se ha encontrado en el semen hasta 7 semanas después de la recuperación de la enfermedad, lo que sugiere la posibilidad de transmisión sexual. Aunque la transmisión a través del aire es posible, dado que la saliva contaminada puede expulsarse en forma de aerosol, el patrón de transmisión durante los brotes en humanos no sugiere una transmisión por vía respiratoria. No hay evidencia de que los insectos intervengan en la transmisión de la enfermedad.

La entrada del virus del Ébola en el cuerpo se produce a través de las mucosas, abrasiones de la piel o directamente a través de la sangre. El virus entonces invade las células del organismo, principalmente glóbulos blancos y células del hígado, de la corteza suprarrenal y del endotelio vascular. La enfermedad, por lo general, tiene un período de incubación de 2 a 21 días (promedio de 10 días).

Las manifestaciones iniciales son fiebre, escalofríos, cefalea y dolor muscular y de garganta, al igual que la gripe. La aparición de una erupción cutánea maculopapular asociada con eritema a los 5-7 días del comienzo de la enfermedad, seguida de descamación, es un rasgo diferencial. A esto se suelen añadir síntomas gastrointestinales, que incluyen vómitos y diarrea.

Posteriormente aparecen las manifestaciones hemorrágicas, produciéndose primero hematomas subcutáneos y, finalmente, hemorragias en múltiples órganos, pudiendo expulsarse sangre con las heces, la orina o los vómitos. La pérdida de líquidos y electrolitos conduce a graves alteraciones metabólicas, y las hemorragias se asocian a coagulación intravascular diseminada. La destrucción de los glóbulos blancos da lugar a una disminución de los mismos y, por lo tanto, a una reducción de las defensas.

La afectación de los órganos conduce a un fallo multisistémico, produciéndose, sobre todo, insuficiencia renal y hepática. Por último, el paciente sufre hipotensión y termina en un estado de shock que le lleva a la muerte. Los enfermos con menos deshidratación y menos hemorragias tienen mejor pronóstico y pueden llegar a superar la enfermedad. La enfermedad evoluciona relativamente rápido, pues, desde el comienzo de los síntomas, la muerte o la curación se producen en unos 10 días.

La gravedad de la enfermedad es diferente según la especie de virus Ébola que la produce, siendo la más grave la observada con el virus Zaire, con una tasa de mortalidad del 70% al 90%. El virus Sudán se ha asociado con una mortalidad del 53% al 65%, mientras que la del virus Bundibugyo se estima en cerca de 50%. El virus de Tai ha sido descrito en un solo caso, que se recuperó de la enfermedad.

El diagnóstico del Ébola se hace mediante pruebas de laboratorio específicas, que deben realizarse en centros especializados, dado el alto riesgo de contagio con la manipulación de las muestras. El paciente tiene que ser ingresado en un medio hospitalario con medidas extremas de aislamiento. No existe tratamiento específico de efectividad demostrada, dado que no se han realizado ensayos clínicos con fármacos anti-Ébola, y solo se han probado antivirus y sueros con anticuerpos de forma aislada y experimental. Inicialmente, el paciente recibirá tratamiento para los síntomas, como son la fiebre, los dolores y los vómitos.

El manejo posterior se basa en las medidas de soporte, mediante la administración de líquidos y electrolitos, y las transfusiones de sangre, para reponer las pérdidas que se producen. Si se desarrolla coagulación intravascular diseminada, pueden requerirse transfusiones de plasma para reponer los factores de coagulación y/o heparina para prevenir la coagulación de la sangre. En caso de hipotensión o shock, el paciente puede requerir el tratamiento con fármacos cardiotónicos y vasoactivos, con la intención de elevar la presión arterial y mejorar el flujo sanguíneo hacia los órganos. No hay vacuna contra el virus del Ébola.

A pesar de una búsqueda exhaustiva en la bibliografía científica sobre la afectación del corazón por el virus del Ébola, no se encuentran artículos que la mencionen. La mayoría de los artículos que se encuentran sobre esta enfermedad se refieren a estudios epidemiológicos. Esto no es raro porque la investigación sobre el Ébola es escasa, dado que no había afectado al mundo desarrollado hasta recientemente. El virus del Ébola no parece tener una especial afinidad por el corazón, por lo que las manifestaciones cardiacas de la enfermedad no son destacadas. Al menos en teoría, el virus podría provocar una infección del corazón, principalmente en forma de miocarditis y dar lugar a arritmias y/o insuficiencia cardiaca, aunque esto no parece significativo en la enfermedad.

Los trastornos electrolíticos, sobre todo los cambios en el potasio sanguíneo secundarios a la pérdida hidroelectrolítica y la insuficiencia renal, podrían dar lugar a arritmias cardiacas. La coagulación intravascular diseminada afecta con más frecuencia al  riñón y pulmón, seguidos por cerebro, corazón, hígado, bazo, páncreas e intestino. La formación de trombos en las arterias coronarias puede dar lugar a angina e infarto de miocardio. Aunque el corazón no se afecte directamente, sufre las consecuencias de las graves alteraciones de la enfermedad y puede terminar en parada cardiaca.

 


Productos naturales de EEUU. Envíos a todos los países.
Ginseng Fuzion™ is a blend of six powerful, herbal adaptogens which includes the potent American ginseng. Ginseng Fuzion promotes energy and balance.VeganSafe™ B-12 is a blend of the two most bioactive forms of vitamin B-12, an essential nutrient for normal energy levels and the cardiovascular system.Aloe Fuzion™ is a powerful aloe vera supplement made from 100% organic inner leaf aloe vera gel. Supports the immune system, skin, and even gut health.Hematrex® is an herbal circulatory system support formula that promotes blood vessel strength and elasticity for healthy blood flow throughout the body.Androtrex® is a vegan-friendly, herbal formula specially crafted to help support normal hormone balance in men and naturally strenghten male vitality.Female Fuzion™ is a premier, herbal hormone balance formula for women that helps to support normal energy levels, increase vitality and regulate mood.

Última actualización el Domingo, 25 de Junio de 2017 10:33
 


¡ATENCION! TU VIDA ESTÁ A PUNTO DE CAMBIAR ...


"¿Por Qué No Llevar Una Vida Verdaderamente Cardiosaludable, Cuando Conseguirlo Es Tan Fácil?"


¡Descarga gratis nuestras guías y podrás lograrlo!



   Valore este contenido:
   PeorMejor 


Consultas

consultaConsulta al Cardiólogo
Envía tu consulta sobre enfermedades cardiovasculares y el cardiólogo te responderá

Complementos

complementosComplementos naturales
Entra y encuentra todos los productos dietéticos de medicina natural que necesitas

Foro

foroParticipa en el Foro
Haz tus preguntas y consulta las respuestas sobre las enfermedades del corazón y las arterias

Directorio

directorioDirectorio de enlaces
Directorio de enlaces a webs y portales de salud y páginas relacionadas

Plan de empresa

plan de empresaPlan de empresa
Ejemplo de un plan de empresa para un negocio de productos para la salud

Google+

Google+Visítanos en Google+
Visita nuestra página en la red social de Google plus