Últimas noticias

Ingresos y riesgo cardiovascular

Viernes, 29 Agosto 2014

Un estudio publicado en agosto de 2004 en New England Journal of Medicine valoró la relación entre el riesgo cardiovascular y el nivel de ingresos de la población. Se estima que más del 80% de las muertes por enfermedad cardiovascular ocurre en países de ingresos bajos y medianos, pero las razones son desconocidas.

Se incluyó a 156.424 personas de 628 comunidades urbanas y rurales en 17 países...


Leer más...

Alcohol, riesgo de fibrilación auricular

Sábado, 19 Julio 2014

El consumo de bebidas alcohólicas en cantidad elevada se ha asociado con un mayor riesgo de fibrilación auricular (FA), pero el consumo moderado no se ha evaluado suficientemente. Un estudio publicado en JACC en julio de 2014 investigó la asociación entre el consumo de alcohol y el riesgo de FA de forma prospectiva en hombres y mujeres suecas y llevó a cabo un meta-análisis de estudios...


Leer más...

Riesgo cardiovascular en obesos

Lunes, 23 Junio 2014

Los obesos metabólicamente saludables tienen mayor prevalencia de aterosclerosis coronaria subclínica que las personas con peso normal metabólicamente sanas, según un estudio publicado en junio de 2014 en New England Journal of Medicine. El objetivo de este estudio fue comparar el calcio de las arterias coronarias (CAC) entre obesos metabólicamente sanos y las personas de peso normal...


Leer más...

Antidepresivos en embarazo y cardiopatías congénitas

Lunes, 23 Junio 2014

Los modernos antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y otros antidepresivos durante el embarazo no se asocian con un mayor riesgo de defectos cardíacos congénitos, según un estudio publicado en junio de 2014 en New England Journal of Medicine. Hasta ahora no había certeza de si el uso de estos fármacos durante el embarazo aumentaba el riesgo de defectos...


Leer más...
Tratamiento del síncope vasovagal PDF Imprimir E-mail
Domingo, 01 de Noviembre de 2009 20:24

El síncope vasovagal es la causa más frecuente de pérdida de consciencia. Es consecuencia del desencadenamiento de un reflejo neurológico que produce vasodilatación, bradicardia o ambas. Esto es lo que hace difícil su prevención, pues es prácticamente imposible evitar este reflejo natural. El síncope vasovagal aparece muchas veces en determinadas situaciones, que el mismo paciente sabe que le producen mareo, como ocurre con las extracciones de sangre, ante sensación de miedo y otros momentos desagradables. Se ve favorecido por la deshidratación, el café, té, drogas, infecciones, afecciones gastrointestinales, menstruación y cansancio. Con frecuencia, el síncope vasovagal viene precedido de sensación de mareo, vahído, visión borrosa y pitidos en los oídos. Aunque el desencadenamiento del reflejo vasovagal es difícil de evitar, existen determinadas medidas que pueden llegar a prevenir el síncope.

En aquellos casos en los que el síncope se produce ante situaciones concretas, la mejor forma de prevenirlo es evitando tales situaciones. Cuando esto no es posible, como ocurre cuando se le va a extraer sangre a una persona, ésta debe colocarse tumbada en una camilla y luego levantarse lentamente unos minutos después. En muchas ocasiones, los síntomas se inician sin un claro desencadenante, por lo que la única forma de prevenir el síncope es tumbándose y levantando la piernas. Hay que tener en cuenta que en el síncope vasovagal la sangre se congestiona en las extremidades inferiores y el flujo cerebral disminuye, por lo que en posición horizontal con las piernas elevadas la sangre vuelve rápidamente al cerebro. Si la persona está sentada y nota el mareo, puede cruzar las piernas y apretarlas fuertemente mientras agacha la cabeza, con lo que aumenta el flujo sanguíneo cerebral. También puede conseguirse el mismo efecto colocándose en cuclillas. Sin embargo, muchas veces el paciente no tiene tiempo de hacer nada de esto porque el síncope se desencadena bruscamente o de forma rápida tras el mareo inicial. En tal caso, la caída al suelo habitualmente se sigue de la recuperación espontánea de la consciencia. Un error que suelen cometer las personas acompañantes es que intentan mantener de pie al paciente, cuando lo que deben hacer es tumbarlo y levantarle las piernas, para conseguir más rápidamente la recuperación.

Para intentar reducir la probabilidad del síncope vasovagal, se recomienda beber diariamente abundante agua y comer con sal. En todo caso, cuando el síncope es repetitivo es necesaria la valoración por un cardiólogo. Es obligatorio hacer un estudio a todos los pacientes para descartar enfermedades del corazón. Si se sospecha que la pérdida de consciencia es de origen neurológico, debe consultarse con un neurólogo. En ocasiones deben realizarse estudios dirigidos a buscar enfermedades gastrointestinales, urinarias o ginecológicas, que pueden ser causa de síncope. El tratamiento de estas enfermedades puede hacer desaparecer las pérdidas de consciencia. Cuando no se encuentra una causa clara y los síncopes continúan, puede ensayarse el tratamiento farmacológico, pero siempre bajo supervisión por un cardiólogo. Se han utilizado diferentes fármacos, todos con efectividad limitada, por lo que deben irse probando hasta conseguir el tratamiento adecuado para cada persona. Como en el síncope vasovagal el mecanismo principal es la congestión de la sangre en las extremidades inferiores, a pesar de que la bradicardia puede contribuir, la colocación de un marcapasos no es efectiva en la gran mayoría de los casos. Sin embargo, en pacientes que presentan bradicardia extrema o pausas cardiacas largas, el marcapasos puede llegar a prevenir los síncopes.

Última actualización el Viernes, 18 de Noviembre de 2011 20:59
 
Web del Corazón | Template Design ah-68 | Copyright © 2009 by Firma